La Fageda d’en Jordà destaca por ser una reserva natural que forma parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

El mejor momento para disfrutar de las vistas de este paisaje, es el otoño. Aunque la verdad es que cualquier estación es buena, porque en cada una de ellas vemos un cromatismo diferente.  Para llegar, se puede ir a pie, en bicicleta o en carro tirado por caballos.

Si te gustan los paisajes naturales y te quedaste con ganas de más con los pueblos más encantadores del pirineo, visitar la Fageda d’en Jordà y el Volcán de la Garrotxa puede ser una de las mejores opciones para este fin de semana.

Volcán de La Garrotxa

La Fageda d’en Jordà es un lugar para disfrutar sentado y admirar las vistas del volcán del Croscat. Además, el hayedo está rodeado por 21 de los volcanes que hay en la comarca de La Garrotxa.

Por todo ello, la Fageda es un lugar místico que ha servido de inspiración a pintores, poetas. Cada año a miles de personas se acercan a descubrirla.

Rutas en la Fageda d’En Jordà:

A la hora de visitar la Fageda d’en Jordà tenéis dos opciones. La entrada a la Fageda es gratuita y en ambos casos podéis empezar dejando el coche en el aparcamiento de la Fageda donde encontraréis tanto la oficina de información como los carruajes de caballos.

  1. Ir a pie para los más aventureros

Si queréis ir a vuestro aire y tenéis ganas de explorar el paisaje a pie, adentramos a la Fageda andando. En un paseo un poco más extenso, podéis llegar hasta la Granja de Lácteos de La Fageda, que ofrece visitas guiadas para conocer de cerca cómo fabrican sus famosos yogures. Allí, las vacas disfrutan de la naturaleza de la Fageda.

Para los más caminadores, hay excursiones más largas que os llevarán a explorar el los volcanes del Croscat y Santa Margarita, que también merecen una visita. 

  1. Si vais con niños, subid a un carruaje de caballos

La otra opción es destinada para personas con movilidad reducida o que viajen con niños pequeños. Aunque si simplemente quieres disfrutar de las vistas de una manera más cómoda, ir en un carruaje de caballos es una buena opción. Os permitirá visitar la parte más frondosa de la Fageda.

La ruta en carro dura una hora aproximadamente. A mitad de trayecto, todos los viajeros pueden bajar un cuarto de hora para pasear y hacer fotografías a los paisajes. 

La parte especial de este viaje, es que a la vez que podréis disfrutar de unas magníficas vistas, el guía os irá explicando todos los detalles de la Fageda, de forma entretenida y amena. 

¿Te animas a descubrir la Fageda d’en Jordà y disfrutar de la naturaleza?