Entradas

En el norte de Cataluña, contamos con una gran variedad de pueblos medievales que podemos visitar, que se han conservado a lo largo del tiempo ofreciendo a sus visitantes la posibilidad de sentirse como si realizarán un viaje a la Edad Media.

El pueblo medieval de Peratallada, es uno de los pueblos con más encanto que podemos descubrir en España, ya que cuenta con grandes rincones desconocidos para la mayoría. Peratallada está situado en la Costa Brava, cerca de las Maravillas del Norte de Cataluña como Cadaques, Banyoles, el Camí de Ronda, etc.

En Cataluña, podemos descubrir pueblos que nos trasladan al pasado como Besalú o Cardona, pero la verdad es que Peratallada tiene un encanto medieval único y hoy descubriréis por qué. Pero tranquilos, os sobrará tiempo para poder disfrutar de este pequeño pueblo, cuyo nombre procede de las fortificaciones que encontrarás en sus calles, talladas sobre piedra. Si queréis hacer una visita al pueblo de Peratallada os recomendamos un día para poder hacerlo tranquilamente.

¿Qué ver y hacer en Peratallada?

Con poco más de 100 habitantes y un casco histórico increíblemente bien conservado, Peratallada ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico, y es que la realidad es que hacer un tour por este pueblo no te deja indiferente. Este pueblo medieval tiene muchos lugares que no te puedes perder y que te recomendamos para visitar y poder disfrutar un poco más de la historia de Cataluña.

La iglesia de Sant Esteves de Peratallada

La iglesia de Sant Esteves es uno de los tesoros más reconocidos de la región. Este edificio románico del siglo XIII conserva una arquitectura rural con increíbles arcos y pasajes que te irán enamorando un poco más del pequeño pueblo. Lamentablemente, suele estar cerrada al público, pero puedes intentar hacer un tour guiado para contemplar su armonía desde dentro.

El Portal de la Virgen

El Portal de la Virgen es uno de los accesos al conjunto fortificado que mejor se conserva actualmente. Se trata de una torre formada por dos arcos de piedra y un huevo dónde se suponía que guardaban la imagen de la Virgen, de ahí su nombre, y se consideraba el principal entrada al pueblo. En los pies del portal, encontramos un puente moderno, que antiguamente había sido levadizo.

Calle de La Roca

El punto perfecto para hacerse las mejores fotografías y seguro que lo reconoces en las postales típicas del pueblo. Toda la calle está absolutamente construida con roca y, junto con sus edificios repletos de naturaleza, lo convierten en el mejor lugar para hacerse las mejores fotos.

La Torre de las Horas

Una de las más populares torres de Peratellada es la Torre de las Horas que tenía el reloj público para todo el pueblo y de aquí venía su nombre. Tiene forma cuadrada y su interior cuenta con un gran arco abovedado cerrado en punta.

El Castillo de Peratallada

El Castillo de Peratallada data de principios del siglo XI y cuenta con diferentes estilos, ya que se fue construyendo a lo largo de varias épocas diferentes hasta convertirse en la estructura que encontramos ahora. Aun así, se pueden diferenciar entre dos partes: el núcleo fortificado y el palacio.

Sin embargo, al igual que la iglesia de Sant Esteves, se encuentra cerrada normalmente al público, por lo que solo podrás visitarlo acompañado de un guía.

La plaza de Les Voltes

Es sin duda la plaza principal del pueblo, con forma rectangular y con varios arcos dónde se celebraba el mercado del pueblo. Se encuentra completamente abovedada, en el lado norte y su nombre proviene también de las arcadas que conforman otra de las postales más típicas de este pueblo medieval.

¿Que te ha parecido Peratellada? ¿Te animas a visitarlo? Si te has quedado con ganas de más, también puedes visitar uno de los pueblos medievales más famosos de la Cataluña de hoy en día, Rupit y Pruit, que cuenta con una gran oferta cultural y un encanto especial que no te puedes perder.

Te contamos qué hacer en Cardona, un pueblecito de aire medieval, reconocido por sus minas de sal y su castillo que es conocido por su fortaleza medieval más importante de toda Catalunya.

Sin duda, Cataluña tiene una gran cantidad de rincones que vale la pena visitar, de todo tipo y para todos los gustos. Cardona sin duda es uno de ellos; y es que este pequeño pueblo, localidad situada situado en la comarca del Bages, tiene un encanto muy especial.

Se trata de un pueblo de aire medieval, que está formado por dos principales atracciones (el Castillo y las Minas de sal de Cardona). Se encuentra a situada a poco más de una hora desde Barcelona, por lo que es una muy buena opción para visitar en un fin de semana. A continuación, te contamos los principales puntos de interés. ¡No te los pierdas!

Qué ver en Cardona:

Antes de empezar con nuestra lista de recomendaciones, recordad de reservar previamente por Internet las visitas guiadas que tengáis intención de hacer, ya que se trata de un lugar muy frecuentado por turistas y es posible que no queden plazas en el momento que lleguemos allí.

1. Castillo de Cardona

Actualmente, además de poder visitarlo, tienes la posibilidad de alojarte en él ya que allí se encuentra el hotel Parador de Cardona.  Durante la visita guiada, que empieza por la Torre de la Minyona, puedes visitar los puntos más interesantes del castillo, como sus patios de armas, el claustro y los baluartes de la muralla.

2. Minas de sal de Cardona

Es un lugar lleno de historia tanto geológica donde descubrirás en primera persona cómo era el proceso de extracción de este preciado mineral. La visita, tiene una duración aproximada de una hora y transcurre a pie llano por algunas de las galerías de la histórica mina.

3. El casco antiguo de Cardona

A nivel turístico lo más conocido de Cardona son las dos visitas de las que os hemos comentado anteriormente, pero no podéis abandonar Cardona sin antes visitar su bonito casco antiguo. Existe una opción, para los que quieran empaparse de la historia que encarna el pequeño pueblecito, al realizar una visita guiada por su casco antiguo.

 

Si quieres seguir enamorandote de la Cataluña más medieval, no te olvides de visitar el increíble pueblo de Rupit y Pruit.